1 abr. 2016

Segundo aniversario

Aguzad los oídos y escuchad mientras leéis.

Esta noche las raíces han crujido. Las hojas se han levantado esta mañana y las ramas se han desperezado con las frescas corrientes de la primavera. Mientras los animales aún remoloneaban, entre sueño y sueño, el bosque se estaba celebrando.

Hemos abierto los ojos con ceremonia, con lentitud y delicadeza, sin prisa, sin pausa. Los petirrojos me han besado las pestañas y las ciervas me han acariciado el vientre. Los árboles me han peinado mientras las nínfulas me llenaban el cabello de flores. El amanecer me ha traído los cantos del mundo, de las criaturas de la naturaleza. Y yo he saboreado cada nota, cada palabra, cada suspiro y aliento con los ojos cerrados. He bailado con los lobos y los pájaros, he recitado con los peces el silencio y he corrido con los osos y las nubes, río abajo.

El día ha traído consigo una ofrenda y me ha llenado los brazos, el rostro, el vientre, me ha vestido todo el cuerpo de luz. De la armonía de la paz y el rito silvestre. Me he tendido en la hierba húmeda, sobre el agua cristalina del riachuelo. He bebido del cielo y he hundido mis pies en la tierra. Hoy es el día: el bosque siempre es joven, el bosque hoy es más viejo.

Feliz segundo aniversario.


//

Gracias por estos dos años, por acunar todas mis letras. Pero, sobre todo, a todos vosotros, criaturas de Oh my deer: Oh my deer es vuestro. Gracias por acariciar cada palabra, por hablar o guardar silencio, no importa. Por correr conmigo entre los árboles y bañaros conmigo en el río; por mirar, tendidos junto a mí, las estrellas; por recitarle a las penas, las alegrías, los sueños, las esperanzas. 
Gracias. Gracias. Gracias. 

PD: Este año, de momento, no hay encuesta, aunque os agradecería que os pasarais por la que os preparé el año pasado si aún no lo habéis hecho; de todas formas, mi regalo para vosotros son mis letras y, aunque no sea mucho, espero seguir alimentándoos. Ahora me gustaría que, para celebrar esta especial ocasión, nos prepararais algo especial (es decir, muy vuestro), ¿qué le diríais para que fuera feliz hoy? ¿Qué os inspira este bosque? ¿Qué os hace nacer, ahí, en el pecho? 

¡Que vuelen los abrazos!

8 comentarios :

  1. ¡Hola Cristina!
    No me reconocerás, porque he empezado de 0 otro blog, pero te sigo desde hace mucho tiempo, de hecho, aún recuerdo que justo hace un año yo misma estaba rellenando esa encuesta.
    Tu blog me transmite paz e inspiración, es siempre un enorme placer leerte.
    Este es de los pocos blogs que sigo desde que empecé esta andadura por el mundo blogger, con todos mis cambios.
    Sigue así, y nosotros acompañándote en este precioso bosque.

    PD: ¡escribe más a menudo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mariniera.
      Lo cierto es que no consigo ubicarte, así que no me importaría que me iluminarás.
      De cualquier forma, te mando un inmenso gracias, porque significa mucho para mí que sigas aquí después de tanto tiempo, gracias por aportarle la vida a este bosque, con todos sus cambios.

      Intentaré cumplir con lo que me pides,
      ¡que vuelen los abrazos!

      Eliminar
  2. - *la abraza y le susurra al oído* Llegué aquí sin querer, sin buscarlo, con pasos perdidos por entre las sombras y los rayos de sol que se cuelan por las copas de los árboles. Llegué hasta un claro hermoso y encontré bajo el cobijo de un árbol un libro con las páginas abiertas, no recuerdo cuál era la página, cuál era el pasaje. Solo recuerdo que me quedé: me acurruqué entre las raíces y las flores y guardé el libro en mi regazo, esperando a que una página nueva fuese escrita.

    Feliz aniversario, oh my deer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lee, niña del bosque, lee.
      Que yo te traigo las letras,
      mientras acaricias las hojas de este bosque.

      Muchas gracias,
      que vuelen las flores, las historias, los abrazos.

      Eliminar
  3. Muchas gracias, Cristina. Tu blog es: el diseño, las imágenes que nos dejas aquí, el tipo de letra y tu forma de escribir tan natural. Es como si él mismo fuese el bosque de la imagen. Y gracias, porque me hace sentir limpia, como un refugio que te abre una ventana al "hay paz ahí fuera".
    Se te echaba de menos <3.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le he dicho que nos ha visitado la pequeña Murmure,
      aún se acuerda mucho de ti.
      Y te agradecemos mucho las buenas palabras.
      Siempre te esperaremos con los brazos abiertos
      para cuando quieras volver al "refugio" -qué maravillosa palabra-.

      :)

      Eliminar
  4. Me encanta tu rincón, no me canso de decirlo. Creo que, a pesar de las épocas bajas (todos las tenemos, dímelo a mí), has sabido salir a flote con palabras maravillosas que ya son marca de la casa; Oh my deer tiene personalidad propia y es preciosa. Gracias por regalarnos tantas reflexiones y letras bonitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos has hecho muy felices, Mireia. Siempre sabes sacarme los colores y una sonrisa. Con personas como tú por aquí una entiende que compensa de largo retomar los hilos tras esas épocas bajas (al parecer también marca de la casa ;)).

      Eliminar

Design: WS