26 jul. 2015

Cambiar es posible


·

Si me hubierais preguntado hace un tiempo si creía que las personas podían cambiar, os hubiera contestado con un rotundo «no se puede cambiar, porque la acción misma procede de una previa voluntad de cambiar lo que por naturaleza es, y por tanto va en contra de nosotros mismos blablabla». Seguramente te hubiera hablado de madurar y te hubiera puesto mil metáforas que, dándoles un par de vueltas, se hubieran quedado en nada.

Pero de aquel tiempo a éste y analizando detenidamente la cuestión, creo que la voluntad de cambiar es algo adherente a nuestra naturaleza y a nuestra capacidad de adaptación. Si bien creo que la esencia de una persona permanece, nuestra actitud frente a la realidad está en constante renovación. Nuestra visión del mundo está sometida a influencias externas que se van intercalando con el tiempo, y que van afectando a nuestra vida diaria, haciéndose participes indirectamente de nuestras decisiones. Nosotros cambiamos simplemente porque nada a nuestro alrededor permanece igual de manera indefinida, y tomar conciencia de ello nos hará preguntarnos si debemos seguir fieles a una filosofía que ya no nos funciona o, por el contrario, debemos trabajar un nuevo enfoque.

A veces el miedo a traicionarnos y a salir de nuestra zona de confort nos ancla en una situación de actividad muerta y nos impide avanzar. A veces cambiar de rumbo nos permite conocer nuevos y mejores vientos, y arribar a islas que no soñabais si quiera que existieran, pero que siempre han sido nuestro destino.

A veces cambiar es dar un paso atrás y elegir otra dirección para volver a disfrutar del camino.




7 comentarios :

  1. Hola Cris!!! me gusta la manera en que hablas del cambio. Creo que justamente a veces no queremos hablar de él o pensar siquiera en él por miedo. Creo que el miedo es lo primero que nos aleja de la posibilidad de cambio.
    Personalmente he cambiado algunas cosas en este ultimo tiempo, me siento orgullos de varias de ellas y otras se que aun debo cambiarlas. Pero tal como dices creo debemos animarnos. Creo que no hay nada peor que estancarse en el mismo lugar, en las mismas costumbres. Nada peor que no cambiar... creo que debería ser algo que hagamos siempre cada cierto tiempo para evitar esa monotonía y rutina que a veces puede sofocar...
    Un beso Cris!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, cambiar debería ser algo más constante en nuestra rutina, nunca sabemos cómo podemos sorprendernos a nosotros mismos, ¡quizás le coja el gusto y todo! Me alegro de que a ti te vaya tan bien con este tema,

      ¡besitos! ♥

      Eliminar
  2. Cambiar es posible, pero no es algo particularmente sencillo. Requiere de una gran fuerza de voluntad y de determinación sobre todo a la hora de empezar y, especialmente, para seguir.
    Hay gente que tiene miedo a los cambios y gente que necesita cambios constantemente. Yo soy un punto intermedio. Si algo he aprendido con todos los cambios es que todos son "buenos", es decir, que a veces creo necesario el tomar un mal camino para llegar al punto en el cual realmente queremos estar.

    Los cambios deben hacerse porque uno quiere, porque así lo desea, no para complacer a otros. Aunque hay cambios que escapan a nuestra voluntad.

    Sea del modo que sea, están en nuestra naturaleza la capacidad de adaptarnos al medio y, por ende, si el medio cambia, nosotros también.

    Gran reflexión :)

    ¡Besos!

    Pd: me has hecho recapacitar en algunas cosas, así que no te extrañe si actualizo mi blog literario. Que sepas que será cosa tuya ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que es difícil, pero considero que también es necesario. Yo soy de las que tienen pavor a los cambios, pero hace un tiempo que, en la etapa que estoy viviendo, los estoy intentando asimilar lo mejor posible. Porque cambiar es algo bueno en sí (no que nos lleve a algo bueno), y deberíamos dejar de tomarlo como algo a lo que recurrir cuando ya no queda otra, sino verlo como algo ''normal''.

      Ya leí y comenté tu post, ¡incluso antes de ver tu comentario!
      Besitos ^^

      Eliminar
  3. Yo no sólo creo que cambiar sea posible, sino también que es inevitable. Como tú dices, nuestro entorno cambia constantemente, y todos conocemos eso de "adaptarse o morir". Ahora, otro tema es cambiar a mejor. Eso ya es más complicado. Pero no creo que sea una cuestión de voluntad (o falta de ella), porque creo que la voluntad de cambiar a mejor ciertos aspectos de nosotros mismos siempre está ahí. El tema es que querer no es suficiente: hay que dar el paso. Y eso es difícil y muchas veces da miedo, porque hay que salir de la famosa zona de comfort.

    Saludos!

    PD: acabo de descubrir tu blog, me encanta tu manera de escribir. He leído unas pocas entradas y voy a seguir un poco más :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que salir más allá de esas barreras que nosotros mismos nos marcamos, desde luego, porque hay un mundo de oportunidades y posibilidades que ni imaginamos ahí fuera, y yo no pienso perdérmelas ;)

      ¡Muchas gracias, espero verte por aquí de nuevo!
      ¡Besitos! ♥

      Eliminar
  4. ¡¡Hola!! Me gusta tu forma de describir las cosas, los sucesos, los pensamientos, porque creo que todos nos hemos planteado algo así cuando vemos que se avecina un cambio que nos hace ilusión, o que nos aterroriza. El cambio es algo esencial que va en todos nosotros, en la energía del mundo que nos rodea. La esencia, como bien has dicho siempre permanece, pero nosotros evolucionamos, e intentamos sacar lo mejor de nosotros.
    Buena reflexión.

    ResponderEliminar

Design: WS