22 jul. 2014

El arte de leer: ¿Lectores rápidos o lentos?

El otro día, leyendo un meme en el blog de Loba Roja me encontré con una confesión en la que aseguraba que lee rapidísimo: puede devorar 500 páginas en una tarde perfectamente. Y lo siguiente que decía era que tal hazaña había sido motivo de discriminación e injuria

Yo fruncí el ceño —o no cambié mi expresión habitual—. No he criticado nunca a este virtuoso grupo de personas, y no me malentendáis, nunca será mi intención hacerlo. Pero dejadme expandir por este rinconcito mi escepticismo —otra vez—. No pongo en duda que leer un tocho de quinientas páginas en una tarde —contando o no que sea domingo— sea posible, porque lo es.
Cuando tenía apenas trece años me leí El Señor de los Anillos en una semana a lo sumo, y devoraba las Crónicas de la Torre, Las Crónicas de Narnia o El príncipe de la niebla —este último es comprensible— en unas pocas horas. Pero ahora que miro hacia atrás, sólo veo disfrute, un buen sabor de boca. He crecido, y aunque parezca mentira mi mente también ha evolucionado. Sin embargo, a día de hoy leo bastante más lento que antes; puedo tirarme un mes leyendo un libro de quichicientas páginas a ritmo normal. Y aunque a veces me desespero y me gustaría pasar las páginas sin recrearme en las que necesitan más atención, dejo que la historia se deshaga lentamente. Soy de las que cree que un buen chocolate se toma a sorbitos ligeros y continuos, se saborea y se deja reposar mientras levantamos la vista. Por eso mismo también soy de las que se irrita INVOLUNTARIAMENTE cuando viene alguien y me dice que ese libro/chocolate con el que llevo toda la tarde se lo ha bebido de un trago en lo que dura un pestañeo. Y mi pregunta es: ¿os cunde? ¿vuestro cerebro procesa toda esa información —porque siempre que miramos bajo las palabras encontramos un enorme océano de información e interpretaciones— en una sola tarde? Quizás en los escritores sea más frecuente leer lento porque se fijan en millones de detalles que a lo mejor a un lector que sólo busca una buena historia no le interesan, mas dudo mucho que no haya escritores que también puedan leer tan rápido. Así que me queda preguntaros a vosotros, voces de la sabiduría. 

¿Pertenecéis a este grupo de súper lectores? Si es así, ¿os cunde, os basta? ¿Cuánto normalmente tardáis en leer un libro de por ejemplo quinientas páginas?  ¿Os llega tan poco tiempo para afrontar no sólo la historia sino todo lo que nos ofrece el libro? ¿Alguna vez os han discriminado por ello? ¿Leéis tan rápido a veces por cumplir plazos? ¡Contadme!

PD: Y, por supuesto, esta entrada no es más que por curiosidad, y por advertir que por mí nunca os sintáis ofendidos o discriminados por leer rápido a pesar de mis escépticas palabras, lo veo igual de respetable que tardar un poco más. 
Design: WS