31 mar. 2014

¡De vuelta!

Antes de nada, quiero agradecer a todos aquellos que me apoyaron cuando (estando yo perdida por Italia, literalmente) decidí dejar atrás el blog definitivamente. Gracias por los privados y por los comentarios que recibí, no sabéis cuánto me ayudó a salir del bache. En serio, ¡muchas gracias! :D

Entonces, os preguntaréis, ¿por qué estoy otra vez aquí dando el coñazo? Pues en parte por la fuerza y las ganas de estas personas, que me hicieron ver que no podía desprenderme de algo que formaba parte de mí, y por la otra porque lo echaba mucho de menos. Sí que es verdad que el blog de relatos se me quedaba un poco pequeño, pero eso no tiene nada que ver con mis ganas de escribir, que vienen siendo las mismas. No obstante, sentía la necesidad de expresarme con mi voz, no solo con la de mis personajes. Aunque tenía algo de miedo a expresarme tan libremente, algo que no controlo como las historias que subía. Sin embargo, he cogido fuerzas y carrerilla para dispararme a esta aventura del blog personal. Y junto a Mireia -una artista en estos asuntos-, hemos podido darle ese lavado de cara que tanto me pedía, y me encanta el resultado, y espero que a vosotros también. 

Así pues, he aquí el resultado:

Oh my deer


El propósito es conseguir un blog variado en el ámbito de lo personal, sobre lo que me interesa, para discutir, para desahogarme, para pediros opinión o preguntaros, para comentar lecturas, para hablar sobre moda y compartir música... Y sobre todo para seguir compartiendo mis escritos, mis logros y mis objetivos en lo que a la escritura (mi vocación) respecta. 

Mas nada de lo anterior sería posible sin vosotros, ¿quién aguantará mis locuras entonces? Así que de nuevo, muchas gracias a los que me acompañasteis hasta aquí y queréis seguir haciéndolo y bienvenidos a los que pretendan quedarse con nosotros.






Design: WS